ambiente.us

La guía para conquistar a un Sugar Daddy

Empecemos por lo básico. ¿Qué es un sugar daddy? Básicamente es un proveedor de placeres (materiales y sexuales) que está
dispuesto a patrocinar a su pareja la cual generalmente es más joven. Aunque hay sus excepciones, los sugar daddies pueden brindar
incentivos económicos de muchas formas y esperan recibir la atención, cariño y dedicación de sus sugar babies. Pero, ¿qué es lo que
busca uno de estos hombres en sus ligues?

Sr. A es un hombre alto, corpulento aunque su prioridad no es el gym. Tiene una sonrisa que podría derretir la Antártida, cabello canoso
y un poco rizado, estilizado a la perfección para el look hipsteriano que le otorgan el corte de cabello y los lentes de pasta. Llega puntual
a nuestra cita a las 6pm para tomar un café y charlar. Viene vestido con un traje negro y corbata azul claro, camina seguro hacia mí y
cuando estrecha mi mano me doy cuenta de su carácter. Él mismo se considera impetuoso y muy seguro.Es un hombre maduro que
cumple las fantasías de cualquiera. Ordenamos dos cafés y comienza nuestra plática.

¿Por qué asumirte como sugar daddy?

Creo que vivimos en un mundo en el que la gente se asusta de las etiquetas y es necesario ser un poco más honestos. No es que me
asuma, porque no me presento como “Hola soy A… y soy sugar daddy”, es que más bien mis relaciones han sido así desde hace
muchos años y no me molesta que la gente lo sepa. Y acepté la entrevista porque creo que es un tema que casi no se toca, aunque se
habla mucho del sugar daddy como fetiche muchas veces se pasa por alto que son hombres con sentimientos reales que buscan el
amor como cualquiera.

¿Cuántos años tienes y hace cuántos que tienes relaciones así?

Tengo 54 años y mis relaciones así empezaron hace como diez años. Aunque con mi actual pareja con quien llevo más tiempo, estoy
desde hace 3 años.

Me parece que eras muy joven para esta dinámica, ¿qué opinas?

Quizás sí, pero siempre me han gustado los chicos menores que yo. Tengo mucho pegue con los hombres de mi edad, pero a mí me
atraen más los chavitos y la mayoría de ellos aunque te buscan porque puede haber una atracción física, también saben que puedes
darles un beneficio extra.

¿Entonces tu relación actual es con un sugar baby?

En gran medida, sí. Yo le proporciono a mi novio aquellas cosas que él no puede costear, ¿sabes? Viajes, un coche, etcétera. Él
trabaja, paga su universidad, su ropa y lo que le gusta. Yo lo apoyo, por decirlo de alguna manera con aquellas cosas que él aún no
puede pagar y lo hago sobre todo para compartirlas con él y porque me nace hacerlo.

¿Cuál es la mayor diferencia de edad que ha existido entre tú y tus parejas?

Pues igualito que la canción de José, José: cuarenta y veinte… jaja.

Hablando del ligue, me dices que te gustan los muchachos menores pero ¿qué debe de tener un chico para que te llame la atención?

Además de la edad y de que físicamente se vea chavito, me gusta que sean interesantes. No soporto que solo vayan tras de mí por lo
que tengo o por cómo me veo. Me gustan los hombres seguros, que tengan algo que aportar, me gusta que se cuiden, que se vistan
bien y que vean más allá de su entorno porque a mí me encanta viajar y no podría hacerlo con alguien que tiene prejuicios o cuya mente
está encerrada en su mundito. Hay muchas cabezas huecas por ahí y la verdad a mi edad, no estoy para eso.

¿Te molesta saber de antemano que si te ligan es porque buscan un beneficio económico?

Para nada. Todas las relaciones son de beneficios, de aportar. Y todos lo hacemos, a veces uno da más que el otro en la cama, o en
tiempo, o en dinero. No está mal y creo que es un prejuicio de la gente el que se incomoden cuando saben que un chavito tiene un
suggar o que alguien como yo mantiene, por así decirlo a su pareja.

Hablando de los prejuicios, ¿cuál crees que es el mayor prejuicio que la gente tiene sobre un sugar daddy?

La mayoría cree que pagas por sexo, lo cual es una tontería. De hecho no pago porque mis ligues no me piden una cuota fija, lo que les
doy es porque puedo y porque me gusta esa dinámica. Siento que los protejo y que les puedo dar lo que sus noviecitos de mano
sudada no podrían.

Pero para tener esos beneficios ellos también tienen que dar algo a cambio, ¿cierto?

Claro, y va mucho más allá del sexo. Busco también a un hombre interesante y que sepa que mis gustos difieren mucho de los de su
generación, que entienda eso y que respete mi nulo gusto por cosas como las redes sociales. Un ligue de un sugar daddy tiene que
entender que no es una relación en la que solo va a recibir cosas, también tiene que tener una buena conversación, tiene que dar de su
tiempo y si no tiene algo que aportar económicamente debe compensarlo con mucha seguridad, cariño y respeto.

¿Alguna vez has pensado en tener una relación con chicos que no sean menores que tú?

Si, lo he pensado. Pero al final resulta la misma historia, te digo que todas las relaciones son de beneficios y en todas hay intereses de
por medio. Si solo se tratase de tener compañía, andaríamos con cualquiera pero la realidad es que siempre nos relacionamos con
personas que nos aporten algo y en mi caso no es la excepción… sí, me importa cómo son físicamente, pero también busco personas
que me reten intelectualmente y que no esperen que la relación se trate únicamente de ellos porque a mí también me gusta que me
consientan. Yo puedo aportar económicamente lo que sea, pero si a cambio no recibo nada, me aburriré fácil y buscaré al siguiente en
la lista. Seguro muchos van a juzgar esa forma de pensar, pero te digo… todos lo hacemos en todas las relaciones. Como dicen, tienes
que estar con gente que te sume, no que te reste.





Copyright 2018 © AMBIENTE MAGAZINE.  
Do not reproduce without
citing this source
Gracias|Thank
You                    Celebrating 6
Years of
.


LGBT
Latino|Hispanic
Civil Right
s
unitycoalition.org
.





AMBIENTE
ONLINE STORE
Gracias|Thank You                    
AUGUST | 2018